martes, 6 de noviembre de 2012

INTERVENCIÓN EN TARTAMUDEZ


     El otro día estaba leyendo la revista de AUDICIÓN Y LENGUAJE (CEPE) en la que sale un artículo interesante sobre la tartamudez infantil y el papel que tiene la familia en ella. Ya hacía tiempo que quería volver a tratar este tema, así que aprovecho ahora para comentar sobre él.

     La tartamudez es uno de los trastornos de los que, a pesar de todo lo que se ha estudiado, no se sabe exactamente cuál es la causa del mismo ni el por qué de su aparición. 
Podemos distinguir (Van Riper) 3 etapas: 
- etapa primaria: cuando el niño aún no es consciente de lo que sucede; 
- etapa de transición: cuando el niño empieza a ser consciente: 
- etapa en la que es consciente del trastorno.

     Identificar la tartamudez en niños pequeños puede resultar difícil, ya que sobre la edad de 3 a 5 años los niños presentan disfluencias evolutivas que pueden ser importantes. 
Suelen coincidir los especialistas al decir que en la aparición de la consciencia de esa tartamudez, influyen las reacciones de su entorno. Es decir, cuando estamos hablando con un niño que presenta esas disfluencias, normalmente la respuesta del oyente es de frustración, sin saber bien qué hacer, con una cara casi de pánico, etc. Pues no olvidemos que si nosotros hablamos con alguien y pusieran nuestras mismas caras frustradas, por muy bien que habláramos sentiríamos que algo estamos haciendo mal, produciendo seguramente una sensación negativa. Por lo tanto debemos controlar esas reacciones en la medida de lo posible.

     Por otro lado, debemos cuidar la interacción comunicativa que tenemos con el pequeño: la forma en la que le hablamos-->  ¿Respetamos los turnos al hablar con el niño o le interrumpimos y nos adelantamos a lo que va a decir constantemente? ¿Hablamos de forma relajada o nos atropellamos hablando?

     Por lo tanto y al igual que otras dificultades que se dan a lo largo del aprendizaje del niño, pienso que un buen asesoramiento a la familia puede ayudar a controlar la evolución del proceso.  

Si tienes dudas, acude a un logopeda, él te aconsejará lo más adecuado para ti. 


¡SÍGUEME EN FACEBOOK!











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada