lunes, 20 de diciembre de 2010

AUTONOMÍA PERSONAL: ¿NOS VESTIMOS?

Vestirse y desvestirse es una tarea que los niños deben ir haciendo cada vez con mayor autonomía. Es sobre la edad de los dos años, cuando los pequeños empiezan a ser capaces de quitarse sus primeras prendas de ropa. Más tarde empezarán a ponérselas (tres años). El perfeccionamiento de "la pinza de los dedos" a la entrada en el colegio cuando les enseñan a coger el lápiz, trabajar con plastilina, picar, etc., hará que sean también capaces de abrochar y desabrochar prendas más difíciles como cremalleras o botones. Esto requiere de gran habilidad.

Pensad por ejemplo en el momento del baño o de ponerse el pijama. Hay que desvestirse así podemos animarlos a que lo hagan ellos mismo. Si queréis lo podéis realizar vosotros al mismo tiempo que ellos: "mira, papá se está quitando el pantalón, a ver tú, ¿quién lo hace más rápido, papá o tú?" Imitar es algo que les encanta a esta edad, así que vamos a aprovecharlo.

Muchas veces, los padres ni siquiera dejáis que los pequeños lo intenten, ya sea por prisas, falta de paciencia, sobreprotección, etc. "Es más rápido si lo hago yo"; "mi niño es demasiado pequeño", "es que tarda mucho", son comentarios recogidos de padres, excusándose por no enseñar/permitir a sus hijos a ser un poquito más autónomos.

En cuanto al tiempo:
Sí, tardan mucho. Cuando una persona, ya sea niño o adulto, empieza a realizar una tarea nueva, al principio tarda mucho en realizarla. Paraos a pensar que, aunque ahora os resulte más rápido hacerlo vosotros que dejar a vuestro hijo intentar quitarse los calcetines o el pantalón, a la larga estaréis ganando en tiempo para vosotros. Dentro de unos meses, quizás vosotros puedáis prepararle el desayuno mientras él se viste (aunque necesite supervisión) o, si tienéis más de un hijo, dedicarle también tiempo a otro más pequeño.


En periodos de vacaciones es más fácil acostumbrar al niño a estas tareas, ya que al no tener colegio no tenéis que estar pendientes del reloj y no tendréis que acabar por vestirlos vosotros por no llegar tarde.

Sobre si es o no muy pequeño:
Por favor, no tratéis a vuestros hijos como si no fueran capaces de hacer nada. Dadles la oportunidad de realizar actividades, en este caso, dadles la oportunidad de quitarse sus pantalones y de intentar ponerse su camiseta. Los niños se acostumbran a lo que les enseñéis. Si les enseñáis a ser autónomos, a realizar las cosas por su cuenta, además de tener más tiempo para vosotros también estaréis ayudándoles a madurar.

A la hora de abrir el armario está claro que no podéis dejarlo a elección de ellos, pero dadles a elegir entre un par de prendas o dejadle la ropa que se tiene que poner, preparada en la silla la noche de antes. Así ahorráréis en tiempo que por la mañana apremia.

Así que, animaos a dejar que vuestros hijos crezcan y sean autónomos, dadles una oportunidad. Son personitas muy pequeñas, pero capaces de realizar cosas sorprendendes con vuestra ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada